martes, 24 de febrero de 2015

OBRAS EN PARQUE LEZAMA / ENERO 2015

Nuestra asociación civil MIRADOR DEL LEZAMA, integrada exclusivamente por vecinos, viene luchando desde hace diez años por la recuperación y puesta en valor del Parque Lezama, que es Monumento Histórico Nacional, constituyendo un espacio verde paradigmático de San Telmo y, por aproximación, de Barracas y Constitución y que fue abandonado a su suerte por varias gestiones de gobierno de distinto signo político siendo sometido a todo tipo de vandalismo, lo que diezmó su patrimonio arbóreo y escultórico.
Pero nosotros no nos quedamos sólo como tristes testigos de este funesto proceso y, a cambio, realizamos ingentes esfuerzos por revertirlo, acudiendo reiterada y desesperadamente a todas  y cada una de las direcciones de protección del patrimonio logrando que nuestro pedido llegara a los tres poderes del Estado.

En el 2008, fuimos informados de un plan de primer nivel promovido por el GCBA para la recuperación del parque, que se elaboró con la participación de destacados  expertos en todas las áreas de competencia. Nunca supimos el motivo pero este proyecto fue abandonado.
En julio del año pasado bajo la gestión del Ministro Diego Santilli, se nos presentó otro diseño, menos ambicioso pero abarcativo de todos los problemas del Lezama, al que dimos nuestro apoyo y, aunque transcurrió un año durante el cual se nombró un nuevo ministro de Espacio Público y otras personas quedaron a cargo de las tareas, finalmente, hace aproximadamente veinte días, tal como nos lo habían anunciado, comenzaron las obras de ejecución, que serán cumplida en varias etapas.

Como asociación que sólo persigue la restauración de un parque histórico, no podemos dejar  de anunciar nuestra adhesión y alegría por este acontecimiento, largamente esperado por nosotros y todo el vecindario de San Telmo.
 
Pero más allá de nuestro entusiasmo, hay posturas que debemos hacer constar y una de ellas es que una superficie de ocho hectáreas con pronunciadas subidas y bajadas, patrimonio arquitectónico y urbanístico, no se cuida solo con buenos propósitos. Sabemos que, lamentablemente, hoy es imposible resguardar cualquier inversión sin tomar recaudos, y es por esto, que consideramos el enrejado de todo el perímetro como una parte esencial de las obras.
En relación con esto, basta ver cómo por estacionar autos, se corre o tira el vallado colocado alrededor de los trabajos en ejecución y que pretende ser un corredor peatonal sobre la calle Brasil, obligando a los transeúntes a caminar entre los autos que circulan por esa calle.
 
Estimamos también imprescindible un posterior mantenimiento sostenido en el tiempo, un servicio de guardaparques con oficio y un estricto plan de manejo a cargo de personal competente.

Aunque entendemos la necesidad de que nuestros barrios del sur cuenten con canchas de fútbol infantiles, espacios para actividades deportivas, culturales y sociales, sostenemos que el  Lezama no es el lugar adecuado ya que no es un parque más: es patrimonio de la ciudad y su historia debe ser respetada. 

La inmensa mayoría de los vecinos de San Telmo quiere la puesta en valor de este espacio emblemático a través de la recuperación de su arboleda, sus senderos, sus monumentos y esculturas, sus fuentes, su sistema de riego, sus sanitarios y su patio de juegos  y que el parque sirva para sus genuinos propósitos: un lugar de descanso y solaz para toda la familia.

Nosotros seguiremos peticionando sin tregua para recuperar su esplendor, su imagen y su espíritu.

Asociación Civil Mirador del Lezama