martes, 24 de febrero de 2015

CIERVO EN PLAZA SEEBER

Confirmo a todos Uds., a quienes sé auténticamente interesados en el patrimonio escultórico de la ciudad,   que hemos sufrido una nueva pérdida.
No ha sido provocada por un terremoto ni tsunami ni cosa por el estilo: el ciervo firmado por Arthur Leduc, emplazado en Plaza Seeber, ha sido despojado de su cornamenta, tal como pueden apreciar en las fotos adjuntas, ni más ni menos que arrancada o aserrada.
El MOA (Monumentos y Obras de Artes) me confirma el robo y que están haciendo la denuncia correspondiente. Ahora, una digresión, porque esto va pareciéndose a la necrológica de las estatuas de Buenos Aires: plaza Intendente Francisco Seeber, Avda. del Libertador y Sarmiento, plagado de cámaras, de tránsito a toda hora ¿nadie ve?  ¿a nadie llama la atención una o tal vez más personas serruchando una cornamenta?
Buenos Aires es de todos, pero en la práctica pareciera que de nadie.
Tristes saludos,
 
Graciela Fernández