lunes, 15 de septiembre de 2014

FICUS BENGALENSIS (al lado del Museo Histórico Nacional)

Envío a todos Uds. respuesta de la arquitecta Zito acerca de la decisión –ya ejecutada- de extraer lo que resta del FICUS BENGALENSIS, vecino al  Museo Histórico Nacional.
El ficus ha muerto y no tendremos nosotros vida para ver otro ejemplar erguido.
Todo lo que hagamos ahora es llorar sobre la leche derramada. Pero exijamos, casi como despedida del maravilloso árbol extinto, que se nos informe los nombres de los profesionales que han hecho el dictamen del caso para conocer el grado de sapiencia que ha llevado a tal concusión.
Para que nos pongamos un poquito melancólicos les cuento que en San Luis visité un ejemplar de algarrobo al que, según la guía que nos condujo, le hicieron pruebas de carbono 14 que determinó una antigüedad de más de mil años. Es gigantesco. Sus ramas dan la impresión de estar seco, pero sigue teniendo otras nuevas. Está absolutamente prohibido siquiera tocar las ramas exteriores, ya que lo rodea un cerco de piedra bastante extenso con el fin de que no se pisotee y endurezca la tierra que lo circunda.
A ese árbol le dio el poeta mayor de San Luis, Antonio Esteban Agüero, el bello nombre de “catedral de pájaros”. Tal vez aquí lo hubiéramos talado.
¿Cómo no fuimos escuchados? ¿por qué no interesó a nadie y ahora, diciendo que “viene la recuperación” no encuentran otro remedio que la sierra?
Todo inútil
Velemos al Ficus Bengalensis, pero protestemos por su muerte absurda, porque lo es. Gregorio Lezama se debe revolver en su tumba.
 
 
Estimada Graciela

Entiendo la importancia de tu planteo. Como profesional de la Arquitectura y devota del paisajismo, comprendo plenamente tu inquietud y la comparto.
Sin ánimo de encontrar justificaciones, e intentando tomar el mejor camino, desde el poco tiempo que llevo como responsable de la inspección de la obra del Parque Lezama, te comento que el área cuyas misiones y funciones tiene a cargo estos temas es Arbolado. Que de mi parte merecen todo el respeto por ser especialistas en la materia y gracias a quienes pudimos detectar que muchos ejemplares, muy añosos, entraron en un período de decadencia en sus vidas, que no son ya recuperables. Que ellos nos informaron recientemente que el estado de decrepitud del Ficus al lado del Museo es cada vez mayor y que lamentablemente continúa la muerte del ramaje. Esto representa un riesgo muy grande para los usuarios del parque como también para los visitantes del Museo Histórico.
En una de las últimas tormentas cayó una rama al patio del mismo, y esto no puede suceder. Arbolado llegó a la conclusión , después de muchas evaluaciones, que es urgente su extracción.
Este ejemplar no se encuentra catalogado como ejemplar histórico ni notable, según Ordenanza N-° 20745/65.
Quisiera que se entienda que trabajamos para la mejora, y mas allá de la subjetividad que invoca este tema, que comparto también, creo que tenemos que respetar la sapienza y el conocimiento de los especialistas, siendo que para llegar a una decisión como esta, sobrados motivos tienen que tener.
Quedando a tu disposición por cualquier tema. Saludo atte
 

Arq. Claudia Zito
Gerente Operativo de Obras