martes, 11 de febrero de 2014

RESPUESTA GCBA PERMISOS PARQUE LEZAMA - Enero 2014

Envío a Uds. respuesta del GCBA que entregaron en mi domicilio en forma personal –lo dejaron al encargado por mi ausencia de vacaciones-  acerca de la presentación que hice apelando a la ley 104 (obligatoriedad de informar al ciudadano sobre acciones públicas) por la seguidilla de actos de toda laya producidos en el Parque Lezama.

Les pido lean con atención la respuesta que me dan: desde el horario de inicio de las actividades en los casos en que efectivamente fue dado el permiso en cuestión (DÍA DE LA MILITANCIA) hasta los demás que no cuentan con permiso alguno dado. O sea, el parque es invadido por cualquiera y haciendo cualquier cosa sin contar con anuencia de nadie.

Acá se nota la vital importancia de que haya denuncias concretas hechas, sobre todo, por quienes son frentistas y testigos visuales y sonoros de este atropello.

Si en la fiscalía se acumularan veinte denuncias por el mismo tema probablemente se lo tomarían con más prudencia. De parte del GCBA, si es que dio permiso, constatando que las prohibiciones que conlleva el contrato que firman por el uso del espacio público son absolutamente ignoradas, p.e. la prohibición de vender comida, encender fuego, invadir espacios verdes, hora de comienzo y terminación, etc.

Y sino dio permiso alguno, para que se presente frente a la denuncia vecinal autoridad competente y les exija muestren el permiso en cuestión, que por lo que verán en muchos casos directamente no existe. Cartón lleno para las actividades cumplidas por la asamblea del parque, que desde parrilladas hasta exposiciones de libros con stands incluidos, desde pintadas hasta tambores a la madrugada han hecho lo que les da la gana, sin que medie reacción alguna de nuestra parte.

Imagino que a nadie le gusta la idea de tener que molestarse en llamar continuamente por esto, pero no hay salida. Si es ilegal, denunciarlo y que se aguanten la que venga. Si la policía se niega, pues ponerse enérgico. No hay otra, la que queda es hacer un recurso de amparo por el uso del anfiteatro, pero esta medida es más de fondo y mucho más costosa, por supuesto. Si pueden y creen que serviría de algo difundan lo que les envío a los vecinos enloquecidos por el nivel de ruido y mugre que generan estas acciones.

Es increíble que se hayan hecho actos como el día de los afro SIN PERMISOS DE NINGUNA NATURALEZA y sin el mínimo temor siquiera a ser interpelados.

Buen término del año y mucho ánimo para el que se inicia.

Graciela