domingo, 14 de octubre de 2012

REFLEXIONES ACERCA DE LA PUESTA EN VALOR DEL PARQUE LEZAMA

REFLEXIONES ACERCA DE LA PUESTA EN VALOR DEL PARQUE LEZAMA 2012

Asociación Civil Mirador del Lezama lucha desde hace varios años y por diversos caminos para la recuperación de este Parque que ostenta la catalogación de Monumento Histórico Nacional.
El predio, abandonado  por varias administraciones de gobierno ciudadano, necesita urgente atención, sobre todo sus especies arbóreas descalzadas e invadidas por distintas plagas y víctimas, muchas de ellas, de la poda indiscriminada y a destiempo.
El actual Gobierno de la C.AB.A. convocó a esta Asociación en dos oportunidades por este tema: en octubre 2008 para presentar un ambicioso proyecto a ejecutarse como obra del Bicentenario (2010) , que no se concretó y hace pocos meses para dar a conocer un anteproyecto del que, según los funcionarios, prácticamente estaba lista su licitación.
Hasta hoy no se concretó nada, pero debemos resaltar  que ambas propuestas planteaban una recuperación integral, que por cuestiones presupuestarias, podría ejecutarse  hasta en tres etapas y en todos los casos, consecutivas.
La expectativa de Mirador del Lezama es que, en principio, se implemente una inmediata acción sobre el arbolado del Parque, que ya no tiene margen de espera. Que a continuación y en el más breve plazo, se proceda a la recuperación de todo el predio  con continuidad de tareas, y no menos importante, que paralelamente se cuente con un plan de manejo que acompañe, y tenga como objetivo, entre otros el cuidado y posterior mantenimiento de las tareas ejecutadas.
En el marco de esta puesta en valor integral, el GCBA considera imprescindible la inclusión de un enrejado perimetral. Al respecto, queremos dejar explicitada nuestra posición: no adherimos a ningún proyecto de enrejado  que contemple la partición del Lezama, cualquiera sea la fracción de su superficie que se pretenda excluir. Esto, en función de prevenir que cualquier parcela restada a este espacio verde se destine a  un uso distinto al que condicionó la viuda de Don Gregorio Lezama  cuando cedió el predio a la Ciudad de Buenos Aires: que jamás tuviera otro uso que el de Parque Público.
Un ejemplo cabal lo constituye la venta por parte de la Ciudad, en 1992,  de una fracción  de la plaza Salvador María del Carril (frente a estación Retiro) a los feriantes que la ocupaban y que es hoy el mercado Nuevo Retiro. A esta plaza la fueron mutilando, primero con la instalación de puestos callejeros  en uno de sus extremos, luego con la construcción de un galpón en ese sitio, donde funcionaria un Mercado Municipal y finalmente con la venta de éste a manos privadas. Esta plaza medía en un principio 9.180,32 m2, pero hoy mide 5.321m2 ….. aspiramos a que nuestro parque histórico jamás corra esa suerte y de ahí nuestra posición al respecto.