sábado, 13 de octubre de 2012

NOTA CLARIN, PISAR CESPED POR FAVOR

No puedo menos que agradecer su esclarecida nota de hoy, que abre un nuevo panorama en nuestra visión del uso y cuidado de nuestros parques / plazas.
 
Seguro que los tiempos han cambiado desde que don Carlos Thays trajo sus extranjerizantes ideas acerca de cómo se debía hermosear el espacio público. Los de hoy, donde reina la cultura “fierita”, esa que ha hecho posible la convicción de la mayoría de que lo público, que es de todos, resulta ser de nadie, nos posibilita ver parques y plazas convertidos en literales potreros donde no solo se arman ferias, juega a la pelota, instalan comederos ambulantes y se destroza todo lo que tenga atisbo de bello simplemente porque quiero y puedo y me da la gana.
 
En el Parque Lezama, que se cuelga el raído y rimbombante título de MONUMENTO HISTÓRICO NACIONAL, el 60% al menos de su superficie es tierra pelada, con dureza de cemento. Se juega a la pelota incluso de madrugada, en verdaderos torneos munidos de todos los aditamentos que les son propios. Se instaló una feria de quinientos puestos –legalizada, a fuerza de “apretar” legisladores hasta que se consiguió la ansiada ley que permite la invasión del corazón del parque sábados, domingos y feriados. Cuyos integrantes arman animadas tertulias sobre el poco verde que resta instalando sillas, reposeras y hasta carpas donde pasar el día.
 
Poco queda de lo que fue en sus tiempos el jardín más bello de Buenos Aires. Claro está que esa belleza y su cuidado respondía a tiempos oscurantistas y tenebrosos, donde no por aprecio de lo hermoso sino por miedo se la respetaba a rajatabla.
 
Hoy, si pretendemos que una docena de personas que corren desaforadas detrás de la pelota en las pequeñas islas verdes que aún tiene el otrora tesoro vegetal de don Gregorio Lezama cesen de hacerlo las respuestas son: “a vo que te pasa”  “ortiva, andate que te matamo” etc.
 
Siempre es bueno enterarse de que el reloj personal atrasa. La cultura fierita avanza recogiendo trofeos de una batalla que ha ganado.
 
Saludos cordiales.
 
Graciela M. Fernández
Asoc. Civil Mirador del Lezama


http://www.clarin.com/arq/urbano/pisar-cesped-favor_0_776922411.html