lunes, 12 de abril de 2010

MONUMENTO DE LOS URUGUAYOS

MONUMENTO A LA CORDIALIDAD INTERNACIONAL

De resultas de una denuncia por riesgo inminente de caída de una parte de la base se ha efectuado una ¿intervención? en el Monumento a la Cordialidad Internacional , parque Lezama sobre Avda. Martín García.
La verdad, a pesar de saber porque nos lo dijeron en noviembre, de la cantidad de filtraciones que tiene producto del robo de las placas de bronce de la base y que provocaban la escora del monumento, no me imaginaba que eran de esta cuantía. Ninguna duda que se puede caer un pedazo de la base en cualquier momento...
Envío varias fotos donde claramente se pueden ver las grietas producto de las filtraciones en cuestión. Obviamente que Espacio Público tiene que saber de que se trata, el programa de puesta en valor depende de ese ministerio y no imagino tomaran esta resolución sin que los responsables lo sepan.
Vamos a seguir peleando por nuestro patrimonio, que incluye el parque y miles de cosas más. Si retrocedemos estaremos con las manos vacías en poco tiempo.
Tristísimo. Y repetido una vez y otra y otra.
Tiene un nombre: desprecio por el patrimonio de nuestra ciudad.
A menos que creamos que tal patrimonio lo constituyen las torres de treinta pisos.....

Graciela Fernández
















CATASTRÓFICO ESTADO DEL MONUMENTO A LA CORDIALIDAD

ABA, Junio 22 de 2009

Las que suscriben, Graciela M. Fernández y Ana Charrelli, en su carácter de Presidenta y Secretaria, respectivamente, de la Asociación Civil MIRADOR DEL LEZAMA se dirigen a esta Defensoría para solicitar su intervención frente a un hecho ocurrido el 1.4 ppdo. en el parque Lezama entendiendo que la gravedad del mismo amerita su intervención frente a la previsibilidad de consecuencias desgraciadas de no tomarse prontas medidas.
El monumento a la Cordialidad Internacional – más conocido como monumento de los uruguayos – ubicado en el Parque Lezama está en proceso de destrucción, riesgo de derrumbe y en inminente situación de caída, si las autoridades no intervienen para evitarlo.
Las 45 toneladas de acero, bronce y mampostería que conforman su estructura, se han ido deteriorando producto de la desidia y el abandono al que han sido sometidos por parte de las autoridades de este y anteriores gobiernos, como por parte de otros organismos que deben custodiar nuestros bienes patrimoniales.
El monumento ha perdido parte de su estructura de bronce, que protege los laterales de mampostería que garantizan sus sustentabilidad. Las acciones de los organismos técnicos de la administración se han limitado a la limpieza de los escombros y acopio de sus partes en el MOA, pero sin tomar resoluciones de fondo sobre una estructura que mide más de 15 metros de alto.
El monumento se encuentra situado en medio de un parque que convoca a miles de personas, especialmente en los fines de semana. La inclinación que marca su “torreta principal” nos demuestra que los riesgos que se avecinan sobre las personas que se encuentren en su proximidad pueden ser inminentes.
Los reclamos han sido reiterados. Y las abajo firmantes sabemos que entre los distintos organismos se han estado haciendo reclamos sobre la peligrosidad de una posible caída del monumento. Pero ninguno de los organismos pertinentes actúa en relación a la gravedad del tema.
Tenemos una clara percepción que: el ida y vuelta de “notas” y “memorandum” entre los distintos organismos del gobierno de la ciudad, obedecen solamente a la idea de estar protegidos judicial y administrativamente ante la eventualidad de males mayores. Esos males mayores pueden ser – con mucha probabilidad – la caída del monumento.
Nuestros reiterados pedidos de solución han recibido siempre una misma respuesta: “Lo está tramitando el departamento …”. Es por eso que apelamos a la intervención de esta Defensoría.
La apelación tiene como objetivo que su intervención evite la dilapidación de una parte de nuestro patrimonio, pero por otro lado evitar una muerte segura de alguna persona que, en su distracción, pueda estar paseando por el lugar.
Cabe recordar a ese organismo que en reiteradas oportunidades han caído en el parque dos olmos centenarios, un brazo de un ombú y varios trozos del Ficus de la India por absoluta falta de su mantenimiento, sin que hasta ahora haya ocurrido una desgracia. Es recordando hechos lamentables como la caída de una escultura en el Paseo de la Infanta, que costó la vida de una niña, que efectuamos este reclamo para evitar que lleguemos a esas circunstancias.
Saludamos a Uds. atentamente,
GRACIELA M. FERNANDEZ ANA CHARRELLI