lunes, 12 de abril de 2010

LA OPINIÓN DE LOS VECINOS

CARTAS SOBRE EL PARQUE DE ALGUNOS VECINOS

"Un Parque Lezama distante", 03-06-2006

Mis caminatas, casi diarias, al atardecer, ven un Parque Lezama tan distante del que alguna vez vi en un hermoso libro ilustrado con fotos de nuestra ciudad.
Mis ojos recorren hoy su espacio, y ven los famosos y esbeltos maceteros de piedra y las barandas de estilo que balconean las avenidas grafitadas, y en estado de abandono. Las farolas rotas, los bancos de madera despintados, los bebederos secos, los añosos árboles con sus canteros perimetrales destruidos. Todo deteriorado, tierra en lugar de césped. Después de las lluvias, los senderos cubiertos de barro por falta de canalizaciones se hacen intransitables. Garitas para policías de guardia vacías, golpeadas, casi inexistentes. Y ahora, por último, a la valiosa escultura "Loba romana" le roban las figuras de Rómulo y Remo. ¡Qué impotencia!
¿Cuándo harán algo las autoridades del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires por la puesta en valor y el cuidado del Parque Lezama? Es una reliquia de la Ciudad. Y casi único por sus características topográficas, y por su historia.
Alberto Martínez.

Feria americana en el Lezama, 17-10-2004

Vivo en San Telmo y disfruto de la apacible belleza del Parque Lezama. Pero lamentablemente, en los últimos tiempos, los vecinos asistimos a su creciente y cruel deterioro; está descuidado y sucio. Dentro del parque instalaron, en sus senderos internos, puestos de venta de artículos usados, tipo feria americana.
¿No es posible buscar otros lugares en donde la gente pueda ejercer su derecho a trabajar sin arruinar los espacios de esparcimiento y recreación de quienes habitamos en el barrio?
¿No tiene ningún valor que los chicos usen las barrancas para tirarse con sus skates, y los adultos querramos simplemente caminar mirando los árboles?
Parece que estos "detalles" no le preocupa al nuevo Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.
Alma Gutman. almag@speedy.com.ar


"Ex parque Lezama", 05-12-1998


Señor Director:
"Le agradecería enormemente la publicación de esta carta, escrita en mi carácter de vecina del barrio de San Telmo y de amante del ex parque Lezama. Digo esto ya que «parque» significa «lugar cercado con árboles y plantas, para recreo, ornato, paseo, etcétera». El parque Lezama, que era un orgullo de esta ciudad, dejó de ser un parque hace mucho tiempo y en los últimos años se ha convertido en un lugar tristemente devastado, con canteros sin césped, con basura y suciedad a raudales. Sobre todo después de las lamentables «ferias americanas» de los fines de semana y de las multitudes de los domingos que no usan el parque, sino que abusan de él.
"En su libro «El momento clave», Malcolm Gladweel habla de «la teoría de las ventanas rotas» de los criminólogos Wilson y Kelly. Dice así: «Si se rompe una ventana y se deja sin arreglar, la gente que pase por delante deducirá que a nadie le importa el asunto y nadie se ocupa de arreglarla. Al poco tiempo aparecen más ventanas con los cristales rotos y enseguida el edificio afectado transmite cierta sensación de anarquía a toda la calle, con la consigna de que todo vale». Lo mismo ocurre con el ex parque Lezama.
"Si uno tira un papel, una botella de gaseosa o cerveza, restos de comida, trapos, al rato está otro que lo hace y otro, y otro, y el lugar se convierte en un basural, por esta ley del contagio que proviene del «a mí qué me importa». Por eso, al primero al que debería importarle esta situación, dando el ejemplo, es al gobierno de la ciudad que nos pide que tratemos con una sonrisa a los turistas, pero que no cuida uno de los lugares más transitados por éstos, permitiendo ferias americanas, que podrían hacerse perfectamente en otros sitios.
"Le pido al señor jefe de gobierno que se dé una vuelta un domingo al atardecer por el así llamado parque Lezama. Se lo pido de esta manera, públicamente, porque un día puse mi voto esperanzado con su nombre dentro de una urna. Y me siento completamente decepcionada."
Alina Diaconú DNI 5.290.436


Baños químicos en el Parque Lezama

En el Parque Lezama, espacio verde único por sus características topográficas y su historia, con recorridos enriquecidos por esculturas invalorables, importantes fuentes y arboles añosos, hace días aparecieron 20 baños químicos. Lo curioso es que no fueron instalados por el Gobierno de la Ciudad, consecuentemente no poseen ningún permiso ni autorización. A alguien se le ocurrió colocarlos y los colocó.
Son utilizados en forma permanente por paseantes e indigentes. El hecho de no contar con ningún mantenimiento hace insoportable pasar cerca por el olor que sale de ellos, cada día que pasa la situación contaminante se agrava.
¿Hasta cuando continuará, quien es el responsable, quien controla este descontrol?
Alberto Martínez.